sábado, 9 de octubre de 2010

Fuentes y grifos, ¿o canillas? En Román Paladino.


Hay palabras que tengo escondidas y algunas veces emergen. Son riojanas y desconozco si han desaparecido o se utilizan todavía. "Cierra la canilla"(grifo), pon la camisa en la "palomilla"(percha); "el aguadojo"(desagüe)está atascado..., "La fregadera" (fregadero).

Seguro que hay más que utilizaba en Logroño y van desapareciendo. En el lateral del blog está el libro "En Román Paladino" de Fabián González Bachiller y J.Javier Mangado Martínez (profesor mío de Lengua y Literatura en Magisterio) que me mandaron con La Rioja a Málaga cuando mi padre estaba suscrito y no había Internet.

La foto superior estaba por Palacios y la inferior de Murrieta me recordará alguien el edificio del fondo...

6 comentarios:

Begoña dijo...

Canilla se sigue usando y mucho, el resto no te creas, yo, al menos, no las había oído. También somos los únicos que llamamos pantaloneta a los pantalones cortos. Se me ocurren también golmajería, zalamero... Este es un tema que me encanta, si se me acuerdo de más, te las cuento! Un beso enorme de otra riojana expatriada a Segovia.

Pepe dijo...

Gracias por la rapidez con la que has aportado tu granito de arena.En el link puedes ver más expresiones.

Anónimo dijo...

Efectivamente, la primera estaba frente a la entrada a la iglesia de Palacio, la recuerdo a la perfección, y la segunda estaba frente al Cuartel de Bomberos que es el edificio que se ve al fondo, hoy ya desaparecido, en la zona tras la churreria de la fuente de Murrieta.
Un abrazo de tu amigo
Pedro

justo rodríguez dijo...

El edifico del fondo es la sede antigua de los bomberos..., todavía ahora cuando aparcamos allí, decimos que hemos aparcado donde los bomberos..., actualmente es el parking de detrás del centro cultural de Ibercaja...
Un saludo...

Pepe dijo...

Gracias, Pedro y Justo. Ya no controlo todas las imágenes de Logroño, pero ya lo recuerdo gracias a vosotros.

Pepe dijo...

Reproduzco mensaje como comentario de Javier.
Dice mi madre que es donde estuvieron las oficinas de la falange femenina. que al paso a la democracia fue sede del ministerio de cultura, donde se incorporaron las señoritas a funcionarias.