sábado, 17 de enero de 2009

Visita a la biblioteca de mi abuelo: Crónica de la Provincia de Logroño (La Rioja)


CRONICA GENERAL DE ESPAÑA: LOGROÑO (Versión digital Biblioteca Berceo)

Un nuevo descubrimiento: Cronica General de España (Título genérico): Logroño, de Editores Rubio y Compañía, 1867, Madrid, y la siguiente página: Crónica de la Provincia de Logroño, por D. Waldo Giménez Romera.


Prometo más entradas, pero no me he podido resistir a los grabados (al cobre, cera y aguafuerte con punzón), parece ser que de diferentes épocas, por la reelaboración del grabado o grabados a través de apuntes imprecisos. He procurado fidelidad y 7 megas cada grabado, sin falsos envejecimientos; al contrario, rejuvenecimiento e imagen en blanco y negro, sin escala de grises. Los había visto reproducidos pero con baja calidad. Pinchar imágenes para agrandarlas. Podrían reproducirse en formatos mayores para decoración.












La 1ª Redonda u octogonal





























Cronica General de España (Título genérico): Logroño, de Editores Rubio y Compañía, 1867, Madrid .

La siguiente página: Crónica de la Provincia de Logroño, por D. Waldo Giménez Romera.

"CRÓNICA DE LA PROVINCIA DE LOGROÑO.
I

Pocas provincias de España habrá seguramente que puedan quejarse con mejor derecho que Logroño de la injusticia con que la han tratado los historiadores antiguos y modernos. La indiferencia en unos, el espíritu de localidad en otros, y en muchos de ellos la falta de un verdadero conocimiento de los hechos más importantes de la historia, han sido causa de que una provincia que en todos tiempos ha desempeñado un papel importante en los sucesos de la Península, haya pasado casi desapercibida en la generalidad de las crónicas y narraciones españolas. Ni lo excelente de su situación topográfica, ni sus inmensas y ricas producciones, ni lo distinguido de sus hijos en letras y armas, ni los hechos memorables acaecidos en sus frondosos y pintorescos valles o en sus altas y escarpadas sierras, han sido suficientes para llamar la atención hacia esos mismos hechos, y hacia la importancia que especialmente en los antiguos tiempos debió tener y tuvo en realidad, lo que se couoce cormunmente con el nombre de la Rioja.
Un pueblo que conserva a través de los siglos un espíritu indomable de independencia y libertad; un pueblo cuyas costumbres son la representacion viva y poética de los tiempos primitivos; un pueblo rico, valiente e industrioso; un pueblo a quien distinguen la perseverancia, la fe y el amor a todo lo grande, noble y elevado, no puede menos de haber desempeñado un papel interesante en la serie de nuestras grandes crisis nacionales. Y en efecto, estudiando atentamente los acontecimientos pasados, le vemos ser el núcleo de la resistencia que Roma halló en España; tomar una parte activa en la lucha sostenida contra aquella república y aquel imperio que lograron conquistar el mundo; contribuir poderosamente al asentamiento de los godos en España, y decidir, por último, la memorable batalla de Clavijo, que hizo perder tanto terreno a la dominacion de los árabes en la Península. El encarnizamiento con que los reyes de Castilla y de Navarra se disputaron la posesión de un territorio tan rico y provechoso; las grandes franquicias de que la dotaron los primeros fueros que dieron la norma a los más celebrados por sus libertades, y el cúmulo de sucesos acaecidos en aquel país, que iremos relatando en el curso de este escrito, así como el gran número de hombres eminentes en religion, en la milicia y en las artes nacidos en el mismo, prueban palpablemente su verdadera importancia. Hagamos, antes de entrar en ninguna investigación histórica, la descripción general de esta provincia.
II

Hállase situada en el centro N. De la Península entre los 41° 39’ 10" Y 42° 15" latitud N. y los l° 26’ 15" Y l° 57’ 30" longitud E. Del meridiano de Madrid. Confina por el N. Con las provicias de Búrgos y Alava; por el NE. con esta última; por el E. Con las de Navarra y Zaragoza; por el S. en toda su estension con la de Soria, y por .el O. otra vez con Burgos.
El límite S. empieza en la sierra deNeila, sigue por la laguna de Urbión, origen del Duero, N. De Montenegro, nacimiento del Iregua, sierra: de la Fregüela, puerto de Piqueras, posada del Rey, origen del Leza, y continúa por el límite de la sierra de Yanguas, la cual queda por Soria con todos sus pueblos; cruza el Cornago por el Este de Armejun y Villarijo, y prosigue por el de Fuentebella, sierra de Alcarama, Poniente de Nabajún y N. de Cidugosa, pasa por Monegro y corta el ria Anamaza en la confluencia de los dos ramales que forman la isleta por el N. de Agreda y va a terminar en el antiguo límite de Aragón, al O.de San Martin.
El límite occidental empieza en la sierra y origen del río Neila, sigue por este y por entre Canales y Huerta de Arriba al puerto de la Demanda y origen del rio Tirón, por cuya margen derecha corre hasta Pradilla, y dirigiéndose por el E. de este pueblo y de Espinosa del Monte de Rioja, va a buscar el río llamado Lachigo, al cual sigue hasta su unión con el Tirón. Atravesando luego este río, marcha por entre Bulluercanea y Treviana, Altable y San Millán de Yécora, por el O. De Foncea, y doblando luego en busca de los montes Obarenes, cerca de Pancorbo, deja al N. a este pueblo y sigue por la línea divisoria de dichos montes hasta continuar en el Ebro, al S. de Nuestra Señora de Herrera.
El límite N. Empieza por mas abajo de Alfaro al S.de Navarra, sigue la orilla derecha del Ebro, hasta más arriba de Montalvo, donde pasa a la izquierda, y comprendiendo a S. Vicente, la Bastida y Briñas, vuelve a buscar la misma línea al de Nuestra Señora de Herrera. El límite S. es la actual línea divisoria de Aragón y Navarra.
Ríos
Siete rios cruzan el territorio de esta provincia: el Tirón y el Oja, que se unen cerca de Argunciana; el Najerilla, el Iregua y el Leza, el Cidacos y el Alhama, que desaguan dentro de ella en el Ebro y la cruzan de SO a NE. El Aja, el Najerilla, el Iregua y el Leza nacen muy inmediatos a la línea divisoria, y llevan un curso tan rápido por la escesiva inclinación de su cauce, que perjudican notablemente al cultivo. El Cidacos y el Alhama vienen de la sierra de Alba u Oncala, en la provincia de Soria, y como queda dicho, van a desaguar al Ebro, en la misma dirección que los anteriores.

MONTES Y SIERRAS

La cordillera del Pirineo Central penetra por el N0. de esta provincia con el nombre de Montes Obarenes: divídela aquí el Ebro con el empuje de su corriente, abriéndose paso por entre unos cerros cerca del sanntuario de Nuestra Señora de Herrera; vuelven otra vez a elevarse los expresados montes por la margen izquierda del río, y con los nombres de Sierras de Somosierra y de Toloña, forman el muro septentrional que cierra la espaciosa llanura donde se extiende la mejor y mas extensa parte de la provincia de Logroño. Por el S. La limitan así mismo los montes conocidos con el nombre de Idubeos o de Oca, y que se derivan de los Pirineos. La cordillera más septentrional de estos montes es la conocida con el nombre de Sierra de Santa Cruz; síguenla la de San Millán, el puerto de la Demanda, el monte de Tejares y la sierra de San Lorenzo, cuyos montes de la Cogolla, Pancrudo, Oro y San Lorenzo, son de los más elevados de la cordillera. Descendiendo hacia el Sur, siempre por el O. Se presenta la sierra de Neila, donde nace el río de este nombre y donde se destacan los nombres de Trigueros, Urbión, en cuya falda brota el caudaloso Duero; la referida sierra toma diferentes nombres conforme avanza sobre el territorio de la provincia en direccion al E. llamándose de Freguela, de Cebollera; etc hasta confluir en la sierra de Cameros. Esta es la más importante, pues desde la parte SO. de la provincia a la del S. y corriéndose desde aquí al E. En busca de las derivaciones del Moncayo,forma el límite que divide las províncias de Logroño y Soria en las denominaciones de Sierras de Pinede; Ayedo,Alhama y otros.
TERRITORIO Y POBLACIÓN

La provincia de Logroño fue creada como de tercera clase por decreto de las Cortes en 27 de Enero de 1822. Derogado éste en 1823 fue incorporado su territorio a las provincias de Burgos y Soria, pero restablecido el gobierno representativo, volvió a constituirse la provincia por decreto de 30 de noviembre de 1833. Constitúyenla 291 pueblos distribuídos en 187 ayuntamientos. Los partidos judiciales son nueve y sus respectivas capitales radican en Logroño, Alfaro, Arnedo, Calahorra, Cervera de Santo Domingo, Haro, Nájera, Santo Domingo de la Calzada y Torrecilla de Cameros . En lo judicial depende de la Audiencia de Burgos; en lo militar de la capitanía general de Castilla la Vieja, y en lo eclesiástico de las diócesis de Burgos, Calahorra, Osma y Tarazona: estas dos últimas ejercieron jurisdicción en muy escaso territorio, pues sólo pertenecen cuatro pueblos a la de Osma y a la la de Tarazona, distribuyéndose los demás entre Calahorra y Burgos, al primero de los cuales pertenecen 240 pueblos y 46 al segundo."
(Estos datos son del siglo XIX y no tienen por qué concordar con los actuales. La provincia y autonomía actual es La Rioja).

Sólo he corregido la ortografía. Comprobar si hay errores con el original. Lo he escaneado en OCR y corregido, pero podría haber errores toponímicos.

2 comentarios:

Félix del Valle dijo...

Estimado Pepe: Acabo de descubrir su blog, y aunque esta entrada es antigua, me permito hacerle un comentario: Algunos de los grabados que ha tratado en esta entrada están basados en fotografías tomadas por Juan Laurent en 1865. Creo que le interesará mucho el libro que acaba de publicar el Instituto de Estudios Riojanos, coordinado por Ignacio Gil-Díez, titulado "Las fotografís de Juan Laurent (1816-1886) y La Rioja". En la edición en internet del diario La Rioja puede leer alguna noticia sobre el tema, ya que además hay una exposición de las fotografías.
Un saludo desde Logroño.
Félix del Valle.
http://fvalle.wordpress.com/

Pepe dijo...

Gracias por la información.Lo comprobaré
en ejemplares de La ilustración Eswpañola e Iberoamericana que heredó mi abuelo de su padre, encuadernados por años. También hay ilustraciones basadas eb sus fotos del ilustrador Comba en noticias de actualidad de finales del siglo XIX.