domingo, 11 de septiembre de 2011

Paseo por el Ebro: desde las barcas del Pasti hasta la Guillerma








El río Ebro siempre ha tenido lugares tabú para los niños. Para nosotros la palabra Guillerma tenía un nombre de diosa malvada y vengativa, llena de terribles remolinos que se lo tragaban todo.
Quizás en mi familia la muerte de mi bisabuelo Venacio de Pablo en el río Ebro nos marcó toda la vida. De niño íbamos a bañarnos a Puentemadre. Después si frecuentábamos más la playa del Ebro con sus piscinas y sus barcas del Pasti, su primer propietario.

4 comentarios:

arte urbano de logroño dijo...

Hola Pepe, me alegro mucho ver que otra vez subes fotos y recuerdos con frecuencia. Te echaba de menos.

Un saludo, Santi

Pepe dijo...

Hola Santi, me alegro de vuestros cpmentarios y de vuestra compañía. He encontrado muchos negativos que espero subir una temporada. Después con 500 entradas o la capacidad de almacenaje agotados, tendré que hacer otro invento para entretenerme, como visitar Logroño que hace casi 6 años que no lo hago. Amigos de Málaga que han estado piensan volver a la calle Laurel y a la calle San Juan o a San Millán...

Vicky dijo...

Que alegría, otra entrada más en Mi Logroño de Cristal, es una suerte que hayas encontrado tanto negativo. La semana pasada una de tus fotos, no la reconocíamos y se la enviamos a nuestros amigos para ver si ellos eran capaces de saber que lugar era, alguno anduvo más despistado, pero la mayoría acertó diciendo que eran las antiguas escuelas de Juanita Madroñero. Muchas gracias de nuevo por compartir tus recuerdos con los logroñeses.
Vicky

Begoña dijo...

Mis padres iban a estas barcas cuando eran novios!