miércoles, 12 de enero de 2011

Tres vistas desde mi casa de Vara de Rey y otra desde la reciente estrenada Gran Vía




Dos de estas vistas las había publicado en panorámica que había unido, pero la de la derecha la acabo de escanear de negativo y las otras dos también de nuevo. En la de la derecha se ve el edificio de la tienda de ultramarinos la Barata y el todavía existente donde estaba la droguería Montoya, de las que ya he publicado. Desde la reciente construida Gran Vía junto al Hotel Carlton Rioja (en el lugar del Convento antiguo de las madres Carmelitas, en la vuelta del Peine) están los edificios en esquina de La Barata y la droguería Montoya.

2 comentarios:

Begoña dijo...

yo entiendo que la ciudades tienen que crecer y renovarse y que a veces esa renovación conlleva demoliciones y desapariciones de edificios, pero no te parece a ti que en Logroño han desaparecido demasiados? Por qué tiraron el convento de las Carmelitas?
Por cierto que en el edificio que se ve a la derecha, en el nº2 de la Gran Vía, vivieron mis abuelo mucho tiempo. Ante lo habían hecho en el Muro de Cervantes (una casa preciosa que ahora está entera cerrada) y en lo que llamaban el Castillo DOlores, en General Franco.

Pepe dijo...

En Europa , en ciudades como Praga, la guerra última se llevó ciudades enteras, y fueron reconstruídas siguiendo exactamente
la arquitectura desaparecida. Por eso son especialmente bellas y bien cuidadas. Pero cuesta más respetar los estilos que hacer moles de hormigón que especulan con el suelo...