sábado, 13 de febrero de 2010

La educación musical y los discos de mi abuelo

Mi abuelo y gracias a la formación en el Seminario Conciliar de Muro de la Mata, tuvo una formación musical adecuada que le permitió tocar la guitarra, bandurria y mandolina. Apreciaba la música clásica y la popular de la época como la zarzuela, de la que mi madre era adicta. Nos dejó una gran colección de discos de pizarra de 78 revoluciones y una gramola de "La Voz de su Amo. Tenía un muñeco mecánico de madera articulado que bailaba, construído por su amigo el doctor Augusto Colis, médico dentista y padre de dentistas también.
Mi hermano Jesús se aficionó a la música clásica y de jazz, sobre todo, aunque le gustaba también la popular de los 60 y 70. Estudió de mayor varios años de conservatorio y empezó a formar un pequeño grupo musical que su salud le impidió seguir.
Un compositor del siglo XX que nos llamó la atención a mi hermano y a mí fue Igor Stravinsky y su suite para ballet "El pájaro de fuego".



La versión completa dirigida también por el propio compositor:

3 comentarios:

Octavio Colis dijo...

Hola, soy Octavio Colis, hijo de Octavio Colis y nieto de Augusto Colis, el amigo de tu abuelo que construyó ese muñeco que no sé si conservas y que, de ser así, me encantaría ver. Mi abuelo Augusto tenía dos hermanos, César y Félix. Los tres eran particularmente ingeniosos. Augusto estudió esperanto y era un liberal humanista krausista que creía que con los nuevos inventos, el teléfono, la aviación, el telégrafo y, más tarde, con la penicilina, el mundo aprendería a vivir en compañía de la humanidad que lo albergaba. Creía también que nunca habría una estrella tan refulgente como Raquel Meller, ni huevos tan sabrosos ni sanos como los de corral, que ya empezaban entonces a ser sustituidos por los de gallinas hipotiroideas. Me decía (yo era un niño cuando murió pero lo recuerdo muy vívidamente) que en el futuro la universidad se dedicaría a preparar a los futuros maestros de niños, y que esa carrera sería la más difícil de todas, porque exigiría gente con una gran capacidad intelectual, y porque los médicos serían simples obreros de la sanidad ya que los que verdaderamente tendrían influencia en la sanidad serían los diagnosticadores y los técnicos en alimentación, que junto con los maestros de la infancia serían los profesionales más cualificados que exigirían un mayor cociente intelectual.
Nos ha hecho mucha ilusión a los hermanos encontrar esa referencia tuya al abuelo.
Espero nos digas si conservas el muñeco o, al menos, alguna fotografía.

Pepe dijo...

Gracias por el comentario. Tu familia me ha enviado un e-mail con la curiosidad del muñeco. Lo buscaré e intentaré que funcione y grabar un vídeo. La música que sonaba con el muñeco la pasé a mp3 y la restauré y cuando encuentre el CD, de alguna manera os lo haré llegar o en montaje con video o foto del muñeco. Mi e-mail es jjv2004l@telefonica.net

Pepe dijo...

He encontrado el muñeco. Mi correo es jjv2004l@telefonica.net. Si puedo hacerlo funcionar, publicaré un vídeo. Haré algo cuando saque tiempo, quizás en Navidad próxima.